No te va gustar al mero estilo tapatio

La banda uruguaya No te va gustar, regresó a Guadalajara para presentar su mas reciente álbum «Luz».
El Teatro Diana lucía ocupado a la mitad de su capacidad, pero esto no fue impedimento para que la banda liderada por Emiliano Brancciari, ofreciera un enérgico show de más de 2 horas y media.

El concierto inició con «La rama», tema de su 11° disco de estudio que traen en promoción.

«Gracias, después de tanto tiempo, muchas gracias por venir y muchas gracias a los que han hecho kilómetros por acompañarnos esta noche en Guadalajara» – comentó Emiliano, y añadió:
«Esperamos que pasemos y que pasen una gran noche, vamos a tener un show bastante largo, así que ojalá les guste».

El viaje musical continuó con los éxitos «Al vacío» y «A las nueve», los cuales encendieron a tope el ánimo de los asistentes.

Emiliano presumió en repetidas ocasiones, la guitarra con la que estaba tocando, ya que la compró en Guadalajara. Siguieron con su demostración de afecto a la ciudad, al preguntarles a los fans de la primera fila cual era el gentilicio de la ciudad, y se mostró muy sorprendido al conocerlo. «¿Tapatíos, en verdad así se dice?«.

También interpretaron las canciones donde cuentan con colaboraciones: «De nada sirve» (Jorge Drexler) y «Venganza» (Nicki Nicole).

«¿Se puede agregar una canción más? Con todo respeto…» – añadió Emi… Y de pronto iniciaron las primeras notas del tradicional tema «Cruz de olvido», original del jalisciense Juan Záizar.

La agrupación siguió contando algunas historias detrás de los temas, como «No necesito nada», escrita por Emi a una antigua novia en una época donde no tenia dinero ni empleo y lo único que podía hacer era escribirle una canción; y «Josefina», escrita a su abuelita de 90 años.

«Los villanos», «Cero a la izquierda», «Prendido fuego» y «No hay dolor», son solo algunos de los temas interpretados por NTVG, quienes están celebrando sus 28 años de carrera.

El punto clímax de la noche fue con «Chau», donde Emi bajó del escenario e intentó caminar entre las filas de butacas e interactuar con los asistentes (pero no lo logró, ya que se amontonaron para poder estar cerca de él y ya no pudo avanzar).

Cargando una bandera de México que decía «NTVG», los uruguayos se despidieron con «Fuera de control» y «No era cierto», mostrando su emoción por estar frente a frente de nuevo con los «tapatíos».

Fotografías y Texto por: Andrea McCormick: IG @Andiiimck

Advertisements